SJ Financial II - шаблон joomla Форекс

wrapper

NOTICIAS CDL

ACTUALIDAD
Juntas Electorales ya recuentan votos presidenciales; candidatura de Yaku Pérez ... Las Juntas Provinciales Electorales de Cotopaxi, Azuay, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Los ...
El exministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, cerró su cuenta de Twitter tras ... El exministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, cerró su cuenta de Twitter tras renunciar a su cargo ...
La Junta Provincial Electoral de Cotopaxi por disposición del Pleno del CNE ... Amparado en el Código de la Democracia el Pleno del CNE este sábado 27 de febrero de 2021, dispuso ...
Tres ciudades de Ecuador se iluminarán este domingo para conmemorar el Día de ... Cada 29 de febrero se celebra el Día de las Enfermedades Raras. Ya que este día es “raro” y ocurre ...
Incidentes entre efectivos de la Policía y simpatizantes de Pachakutik en los ... El pasado martes 23 de febrero la “marcha por la democracia” llegó a Quito con el objetivo de pedir ...


En las últimas semanas me he mantenido muy cerca de una amiga, quien sufre una pena de amor. Así es, en plenos albores de la ciencia, la pandemia y la tecnología, aún hay seres que aman con todo su ser sin reparar en las consecuencias. Solamente cierran sus ojos, abren sus alas y vuelan bajo cielos peligrosos.

Ella, dueña de una belleza y sensibilidad únicas, de sonrisa contagiosa y una magia en las manos para deleitar a decenas de comensales, hoy carga el corazón roto. El diagnóstico es simple; ha amado como nadie, pero pretenden amarla bajo locos condicionamientos entre esperas absurdas, etiquetas que minimizan valores como la sinceridad, la fidelidad, la empatía e inclusive la misericordia: si uno de los dos cae, el otro no siempre estará para que lo levante.

¿Que el amor es una lotería?, pienso que no. Es una construcción diaria y decidida por procurar amar al otro, con todo lo bueno que uno lleva en el alma.

Existe toda clase de amores en el mundo y entre los más poderosos están aquellos que abrazan a pesar de la distancia; así como lo describió el escritor Julio Cortázar, “que alguien te haga sentir cosas sin ponerte un dedo encima, eso es admirable”. También hay de los otros, de los presenciales, de los que cuentan con la dicha de la cercanía, el placer de tocarse y de sentir los latidos.

Lo cierto es que ningún cariño se sostiene sobre una única voluntad; por más fe que le imprimamos, por más doloroso silencio que ocultemos, ni por más olvido que intentemos; el amor exige un trabajo mutuo y constante con total sinceridad y absoluta luz sobre la verdad; pues tarde o temprano, la basura escapa debajo de la alfombra y los daños causados dejan profundas cicatrices imposibles de ocultar.

Debemos aprender a soltarnos de quien todo lo hace sospechoso, de quien ofrezca dudas innecesarias, de quien exija sacrificios que no es capaz de realizar, pues ninguna relación se fortalece en la incertidumbre.

Dicen que uno no elige a quien amar, el sentimiento surge con el día y al final estamos enredados en sus sutiles lazos que, a veces, aprietan con rudeza cuando no somos correspondidos. Sin embargo, y siguiendo el consejo de mi madre, antes de amar uno debería evaluar al postulante en tres definitorios momentos: frente a Dios, el universo o la fe que profese; frente a sus amigos y compañeros, y el más importante, frente a sus padres.

Estos antecedentes nos podrían ahorrar un manantial de lágrimas a futuro, pues previamente a dejarnos cautivar con dulces y melódicas palabras, descubriríamos los cadáveres emocionales que la otra persona ha arrojado en el camino.
Nadie, absolutamente nadie, puede construir felicidad a costa del dolor de otros.

Las batallas del corazón se han de librar con decisión férrea, siempre y cuando no arrastren nuestra dignidad, amor propio y no nos mutilen el pensamiento. Si esto no se logra, entonces, cuando hay que marcharse, hay que marcharse, aunque algo nuestro muera con ello.

Incluso, es posible que después de alejarnos nos acusen de que nunca los amamos, ni mucho menos los extrañamos; no recuerdan que nos alejamos porque nos lastimaron. Esas personas confirman que es más fácil ser víctima que responsable, y a los turistas emocionales hay que cerrarles la puerta para siempre.

Al final de estas historias, solamente estas cosas importan: lo mucho que amaste, lo buena persona que fuiste y la forma en que dejaste ir todas esas cosas que te herían y ya no eran para ti.

Para mi amiga, espero que con el tiempo su alma sane y en honor a su fuerte espíritu se decida a ser feliz con alguien que abrigue su alma con luz, alegría y verdad.
Amar sin romper, de eso se trata el amor.

Ciudad de Latacunga On Line

Este contenido es una producción de Grupo-Digital CDL Ciudad de Latacunga On Line S.A, publicada originalmente en el sitio web www.ciudadelatacungaonline.com  y protegida por derechos de autor.

Su reproducción total o parcial queda prohibida.

Template Settings

Color

For each color, the params below will give default values
Blue Green Red Radian
Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family